La vuelta del tren de Baza, la conexión andaluza con el Levante y Europa (elsaltodiario.com)

Colectivos en defensa de este medio de transporte reclaman cada 31 de diciembre en la antigua estación de Baza (Granada) la reconstrucción de la línea férrea ‘Guadix-Baza-Almanzora-Lorca’ que supone el enlace directo de Andalucía con el Levante y Europa.

El 31 de diciembre de 1985, el primer Gobierno de Felipe González desmanteló la línea férrea Guadix-Baza-Almanzora-Lorca. El acto reivindicativo en esta misma fecha, cada año, del restablecimiento de la línea en la antigua estación de tren de Baza, se ha convertido en punto de encuentro de personas y colectivos en defensa del tren como medio de transporte sostenible, ecológico, asequible y accesible. Un tren que supone mucho para áreas despobladas, y no sólo por el transporte de personas, sino también para el de mercancías. El trazado vertebraba un amplio territorio: 12 comarcas, tres provincias y dos comunidades autónomas; la conexión ferroviaria directa y estratégica de Andalucía con el Levante y hacia arriba, con Europa.

Tren Baza 04
Trayecto Granada-Valencia hasta 1984: 497 km, en azul; y en la actualidad: 848 km, en rojo. EL SALTO ANDALUCÍA
Tren Baza 05
Trayecto Granada-Murcia hasta 1984: 278 km, en azul; y en la actualidad: 810 km, en rojo. EL SALTO ANDALUCÍA

Este cercano 31 de diciembre ya pasado, el acto en defensa de este medio de transporte con el lema “36 años sin tren, basta ya de engaños. Oportunidades, vida y tren para nuestras comarcas” ha sido organizado por el presidente de la Asociación de Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza, Antonio Francisco Martínez, y el portavoz de la plataforma vecina ‘Guadix por el tren’, Paco Álvarez. En el acto se ha reclamado al Gobierno, “con más firmeza que nunca, que cumpla el nuevo compromiso del ministro de Transportes para la elaboración en 2021 del Estudio Informativo que nos devuelva el tren”. La concentración ha contado con la colaboración y apoyo de la plataforma La Revuelta de la España Vaciada, la Asociación de Empresarios Altiplano de Granada y la asociación agroganadera AGAPRO y con la asistencia de diferentes cargos institucionales y de partidos políticos de la comarca; y, además, han estado presentes colectivos ferroviarios y sociales de Granada, Almería, Málaga y Murcia.

La recreación de la llegada del tren a la Estación con el sonido de una antigua bocina ferroviaria mecánica y el anuncio de “¡Llega el tren!” del último jefe de la estación de Baza, Manuel Berruezo, ha emocionado a los asistentes. Este año el galardón ‘Quinqué por el tren’, a quien abre e ilumina el camino en la reivindicación ferroviaria, ha sido concedido a la plataforma ‘Mujeres al Tren’ y la ‘Plataforma Almeriense por el ferrocarril público, social y sostenible’.

Tren Baza 02
El último jefe de Estación de Baza, Manuel Berruezo, interviene durante el acto que pide la vuelta del tren. JAIME CINCA

Las consecuencias de la pérdida del tren, comarcas vaciadas

Antonio Francisco Martínez cuenta cómo comenzó todo, recuerda que en 1985 la línea férrea se desmanteló con el argumento de que era altamente deficitaria: “En 1982 el gobierno del PSOE llevó a cabo una reconversión industrial muy profunda que provocó grandes movilizaciones en el País Vasco, donde había altos hornos; en Asturias y León en los pueblos mineros y en Cataluña. Esta reforma también afectó a muchas líneas de ferrocarril, entre ellas la nuestra. En aquella época borraron del mapa miles de kilómetros de vías de tren.”

Martínez continúa con el relato y asegura que el tren que circulaba en este tramo estaba obsoleto pero era popular: “recuerdo viajar en un tren de madera y realmente era una línea muy utilizada, imagina que no había llegado la autovía A-92, no se construyó hasta mucho más tarde, y la gente no tenía poder adquisitivo para contar con vehículo propio así que el tren era el medio de transporte más asequible”. Según sus pesquisas de hemeroteca de aquella época “lo que decían los políticos de entonces era que no nos preocupáramos porque iban a cubrir ese vacío del tren con los autobuses de ‘la Alsina’ y ‘la Maestra’.”

La práctica totalidad de los municipios de las doce comarcas del área de influencia del antiguo trazado ferroviario han sufrido un importante descenso de población, con excepción de los directamente relacionado con el “boom” del mármol

Sin embargo, la pérdida de este tren ha tenido consecuencias probadas, y no buenas, en diferentes ámbitos de la vida de la comarca. La Asociación de Amigos del Ferrocarril ha estudiado los datos oficiales de población desde la fecha del cierre de la línea férrea hasta finales del año 2017, con la conclusión de que la práctica totalidad de los municipios de las doce comarcas del área de influencia del antiguo trazado ferroviario han sufrido un importante descenso de población, con excepción de los directamente relacionado con el “boom” del mármol de los últimos años como Macael. “La mayoría de los pueblos de por aquí ha perdido alrededor de un cuarto de su población”, afirma Martínez. Los números lo corroboran: Guadix pasó de 21.000 habitantes a mediados de los ochenta a 18.000 en 2017, Baza de 23.000 a 20.000, Caniles de 6.550 a 4.000; otros pueblos más pequeños como Serón —de 3.800 a 2.000— o Gor —de 2.000 a 700—, lo han padecido en mayor medida. “El ejemplo de Baúl es ilustrativo, era un anejo de Baza muy vinculado a la estación de tren, que llegó a contar con una población de 1.000 personas y ahora sólo hay 100 empadronadas.”

La asociación asegura que, siguiendo el trazado de la antigua línea férrea en un estudio de campo, han constatado la desaparición de talleres y servicios auxiliares relacionados con el ferrocarril, comercios, explotaciones agrícolas y ganaderas, etc. así como la pérdida de servicios públicos en directa relación con la pérdida de población. “Se puede asegurar la pérdida del 20% de media de la actividad económica en la zona desde el cierre de la línea férrea”. También vinculan tanto la pérdida poblacional como la de servicios con la desertificación en la zona. “En las más de 200.000 hectáreas en grave riesgo de desertificación del sureste peninsular, tiene mucho que ver el cierre de la línea férrea que discurría por ellas; donde había actividad humana la tierra estaba en uso, y sin embargo, ahora el desierto avanza por la carencia de actividades.“

Una línea férrea que comienza en la frontera de Hungría con Ucrania y termina en Algeciras

La reconstrucción de la línea férrea cuenta con numerosos apoyos y argumentos. El portavoz de la Plataforma del Tren Rural en Andalucía y la Plataforma Granada por el Tren, Juan Unquiles, asegura que la apertura de este ramal sería clave para unir Andalucía con Lorca para todos los destinos salvo Almería: “ahorra casi 100 km, pasa por los pueblos y tiene menos pendiente que la subida desde Almería a Granada”. Además, considera que desde el punto de vista estratégico esta línea debe aparecer en la Red Ferroviaria Básica Europea como un ramal del Corredor Mediterráneo, “por aquí debe volver a pasar una línea que comienza en la frontera de Hungría con Ucrania y termina en Algeciras.”

Tren Baza 03
“Quinqué por el tren”, reconocimiento que se otorga a quienes impulsan la lucha por la vuelta del tren. JAIME CINCA

El portavoz de la Plataforma Almeriense por un Tren Público, Social y Sostenible, Eduardo Gabin, exige un cambio radical de modelo ferroviario que contemple al tren como el servicio público que es y que “han querido aniquilar a base de deterioro y abandono: supresión de trenes nocturnos, menos personal en las estaciones, talleres y depósitos sin recursos humanos ni materiales, cierre de estaciones, aumento insostenible de los precios de los trenes regionales, falta de material rodante y de mantenimiento del mismo, supresión de frecuencias, de horarios, de infraestructuras para trenes de mercancías”. La plataforma reclama a las instituciones una implicación real y tangible más allá de las buenas palabras, promesas o ruedas de prensa: “queremos que nos escuchen, dialogar, planificación y sobre todo hechos, porque en nuestras comarcas, pueblos y ciudades nos va en ello nuestro modelo poblacional y productivo.”

Cuando un estudio informativo lo determina todo

La reivindicación de la línea ha tenido dos grandes motores que le han dado un nuevo empuje y esperanza. El primero ha sido su consideración como ramal secundario del proyecto del Corredor Ferroviario Mediterráneo, “cuando se presenta ese proyecto, el de una línea férrea que recorriera todo el arco mediterráneo, al llegar a Andalucía Oriental para subir hacia arriba, se quedaba un hueco muy grande y alguien dijo: «si aquí había antes un tren, un tren que ahorra tiempo y donde el reto orográfico está  superado»”, relata Antonio y añade: “a partir del 2012 disfrutamos de un empuje grandísimo al saber que Ferrmed, la asociación multisectorial empresarial que trabaja por la red de corredores ferroviarios, nos apoyaba en la inclusión de la línea férrea dentro del proyecto del Corredor.”

El estudio informativo se convierte, a partir de ese momento, en un elemento vital. Antonio relata que si el Gobierno de España aprueba el gasto del estudio informativo de la línea, accedería a los 900 millones de euros de financiación europea que costearían la línea prácticamente en su totalidad. Esta oportunidad de financiación por parte de la UE sólo se mantendrá hasta 2023 y a partir de ese momento sería el Gobierno de España el que tendría que abrir ese ramal a pulmón, “por esto es importantísimo que se haga ahora; todos los grupos políticos conocen esta información y todos dicen que sí, que adelante, pero no lo hacen.” 

La Asociación de amigos por el tren, que vio cómo la partida presupuestaria de 600.000 € del Gobierno del PP fue borrada del mapa presupuestario del PSOE y Podemos en los PGE aprobados a principios de diciembre de 2020, manifiesta su cautela respecto al compromiso del Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Jose Luis Ábalos, de incluir la licitación del estudio informativo en una partida de los Presupuestos Generales del Estado para 2021. Por este motivo van a nombrar como fedatarios del compromiso al presidente de la Diputación, José Entrena, y al alcalde de Baza, Pedro Fernández, “si su intermediación ha logrado el compromiso del Ministro, queremos que sean los que hagan un seguimiento del mismo; y si dentro de un año no se ha cumplido, les pediremos que asuman su responsabilidad.”

Vías del tren llegando a Granada

La Revuelta de la España Vaciada

La integración de los colectivos granadinos en la Revuelta de la España Vaciada ha sido otro de los acicates: “acostumbrado a estar en la cola de manifestaciones más grandes, viniendo de un pueblecillo, de Baza, y siempre yendo a reivindicaciones minoritarias o en la cola de todo, de repente te ves en la cabecera de una manifestación de 100.000 personas en Madrid; ver que tu reivindicación está ahí, en primera línea, en el foco mediático, con la de otros pueblos como el tuyo, es emocionante”, confiesa Martínez. Afirman sentirse arropados por ellos y tener muchos intereses en común, “tanto es así que fue la formación ‘Teruel Existe’ quien presentó la enmienda presupuestaria para pedir esa inversión en nuestro estudio informativo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s