Sin tren y sin industrias, ¿casualidad?

Las comarcas de Baza y Huéscar, al igual que la gran mayoría del sureste peninsular, arrastran grandes déficits en infraestructuras, lo que se ha traducido históricamente en un bajo nivel de desarrollo económico. El escaso nivel de renta, la baja tasa de actividad empresarial y la pérdida de población son algunas de las consecuencias de ello.

Las reivindicaciones han sido continuas en la zona, referidas a carreteras, autovías y, por supuesto, el tren. El cierre de la línea Guadix-Baza-Almendricos en el año 1985 fue un duro golpe contra el que se sigue protestando 31 años después y presentando criterios para su reapertura. Aunque no en exclusividad, esta línea férrea también estaba vinculada a industrias y actividades económicas, hoy desaparecidas. La azucarera , también conocida como la furfural, y la antigua estación de ferrocarril de Caniles (Granada) son buena prueba de ello. Hoy día, ni tren ni industrias. Pues eso, que vuelva el tren.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s